Entradas

Mostrando entradas de enero, 2017

Horadaciones

Imagen
Innumerables ventanas de posibilidades
Posan suspendidas En la trama de nuestro tiempo Horadando los muros   Haciendo posibilidades de mejores mañanas
Algunas de estas ventanas permanecen cerradas Desde afuera Por precaución Ante el peligro guardado dentro
Otras las atrancaron desde el interior Por egoísmo   Por envidia Por temor
Observamos a ambas Intentando reconocer las diferencias Esquivando el riesgo Derribando aquellas que limitan a las personas y a la vida


El Evangelio y cómo a veces se entiende el evangelio

Imagen
Cómo está en la Biblia Cómo a veces se entiende… Lucas 7:11-17
Algún tiempo después, Jesús, en compañía de sus discípulos y de otra mucha gente, se dirigió a un pueblo llamado Naín. 12 Cerca ya de la entrada del pueblo, una nutrida comitiva fúnebre del mismo pueblo llevaba a enterrar al hijo único de una madre que era viuda. 13 El Señor, al verla, se sintió profundamente conmovido y le dijo: — No llores. 14 Y acercándose, tocó el féretro, y los que lo llevaban se detuvieron. Entonces Jesús exclamó: — ¡Muchacho, te ordeno que te levantes! 15 El muerto se levantó y comenzó a hablar, y Jesús se lo entregó a su madre. 16 Todos los presentes se llenaron de temor y daban gloria a Dios diciendo: — Un gran profeta ha salido de entre nosotros. Dios ha venido a salvar a su pueblo. 17 La noticia de lo sucedido se extendió por todo el territorio judío y las regiones de alrededor.
Lucas 7:11-17
Algún tiempo después, Jesús, en compañía de sus discípulos y de otra mucha gente…

“Tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos”

Imagen
20 de enero de 2017. Donald Trump asumirá la presidencia de los Estados Unidos. Habrá un discurso muy a su estilo. “América Grande”, “El muro” por aquí, “México pagará”, por allá. Todos los encabezados de diarios a nivel mundial incluirán la noticia. Tragedia en México. ¿Devaluación? Tal vez.
Golpes de pecho. Por mi culpa, por mi culpa. ¿Qué hicimos mal en el servilismo político, económico, social y cultural para convertirnos en el blanco de ataque de trumpista? Si después que Echeverría falló en su intento de “plantear la relación con Estados Unidos en términos más justos y equitativos.”[1], los gobiernos de 1981 a la fecha no han hecho más que ser sumisos, obedientes y  comprometer la soberanía nacional con los Estados Unidos. La respuesta: “Quien sabe”.

¿Acaso no somos amigos? Hemos sido vecinos desde el siglo XIX. Sí, ok, ellos invadieron injustificadamente a México en 1846 (¿pero acaso no lo siguen haciendo en el resto del mundo?), se cobraron los daños de la guerra con más de la…

El miedo de algunos evangélicos al Evangelio

Imagen
México, 2017. Enrique Peña Nieto todavía ostenta el cargo de Presidente de la República. Todavía. Enero. El anuncio de un aumento (más) a la gasolina. Otro. ¿Pero qué no fue el mismo Peña quien presumió que con las reformas estructurales eso ya no sucedería? Bueno, sí. Pero según él, el problema no son las reformas. No, las reformas fueron, son, buenas. El alza al costo de las gasolinas proviene de fuera: uy, la macroeconomía, Trump, la oferta y la demanda, el “coco”. Ante tales circunstancias México tiene que ajustarse para no vagar a la deriva (¿acaso no está ya?). Y con el pesar de fastidiar el inicio de año y hacer todavía más empinada la cuesta de enero, Peña tomó decisiones calibre estadista: subir las gasolinas. Mantener el subsidio era inamisible para la economía. Un gran riesgo que atentaba con recortar el gasto social: escuelas, hospitales y guarderías. Mentiras, cínicas mentiras en televisión nacional de un actor degradado, demacrado y francamente inepto. “¿Qué hubieran hec…

Navidad después de “Navidad”

Imagen
La noche era convulsionadamente cotidiana, nada parecía extraordinario. Las personas recorrían la ciudad en el transporte público con los hombros cargados de cansancio y la cabeza llena de pendientes irresueltos. 

En la mayoría de las casas todo sucedía con regularidad. Los mismos rituales: cena, conversaciones con noticias del día y planes para mañana; duchas, cuentos para dormir, tareas, útiles escolares, niños llorando, discusiones matrimoniales, encuentros entre sábanas y soledades entretenidas con televisión o Internet. Todos encontraban su lugar normalizado durante las últimas horas del día. 

Mientras tanto, afuera tampoco nada parecía extraordinario. Las personas que duermen de día y trabajan de noche comenzaban apenas su oscura jornada entre la soledad nocturna y los esporádicos clientes desvelados. El ejército de veladores, obreros de turno nocturno, guardias de seguridad, cajeras de establecimientos 24 horas, mujeres forzadas a prostituirse, policías, meseros y DJs, se disponí…