Acuerdos...


No le quiero porque pueda yo abrazarle,

O susurrarle tantas cosas que siento y tengo,

No porque quisiera vertir palabras dulces a su oído,

Ni siquiera le quiero porque sé que soy su amigo,

Es más, ni por el hecho de estar a su lado,

Menos porque me muero por probar sus labios.

Creo que es algo más profundo que eso y que tal vez no cabe en palabras,

Ni en todos mis enunciados.

Sólo una cosa es la que sé, y la tengo como cosa preciada,

La justifico y la tengo muy en claro.

¡La quiero!

Y lo digo porque al verla algo dentro de mi comienza a latir,

Porque cuando veo en sus ojos mi reflejo

Y pienso tener el suyo en los míos

Me siento sumamente feliz

Sin saber el porqué...

Comentarios

  1. este es el lado romantico de abdiel qe no conocia....
    mmm muy bn!!!
    jajaja
    me encanto esta muy lindo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El miedo de algunos evangélicos al Evangelio

Recomendaciones no solicitadas para cristianos universitarios

Año Nuevo: Finales, principios y el Apocalipsis