Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2016

Liminalidad

Imagen
Apenas llegamos un mes en Vancouver pero ha sido un tiempo largo. Suficiente para reconocer los estragos causados por la mudanza en Ale, en mí, en nosotros. Salir de Tijuana fue una locura, no hay muchas formas de explicarlo. De pronto dejamos todo y a tofos, como una urgencia de responder afirmativamente y con movimiento a una invitación de Dios para tomar el camino. Cosquillas que nos sacan de la comodidad.

Todos los “sí” que hemos dicho a Dios pasan factura de implicaciones. Por ejemplo, ya no tengo un marco claro y rígido de referencia para proyectar al futuro. Estamos en transición y siempre es mucho más fácil reconocer lo andado que el porvenir. En Tijuana se quedó nuestro “lugar seguro”, la zona de confort y el fruto de nuestro trabajo. Pero todo está allá, lejos; nosotros ahora estamos acá, en otro sitio. A este nuevo lugar estamos invitados para asumir y hacerlo nuestro “hogar”.
Antes de sumergirnos en la dinámica de la nueva ciudad pasamos un tiempo de retiro en Rivendell, en…

¿Discriminación o inclusión? El artículo 4to Constitucional y la batalla por la reforma

Imagen
El artículo 4to Constitución está siendo la manzana de la discordia entre un México inclusivo y un México con discriminación. En esta entrada tengo como propósito hacer una comparación entre las dos propuestas de reforma de este artículo.
Confamilia presentó al Senado la iniciativa ciudadana de reforma del artículo 4to Constitucional, acompañada de 200 mil firmas,  el pasado 23 de febrero de 2016 con intención de “garantizar que se reconozca al matrimonio como una institución de interés público y fundamento de la familia.”[1]. A su vez, la Presidencia de la República presentó al Congreso de la Unión una propuesta de reforma del artículo 4to Constitucional y del Código Civil, el 17 de mayo de 2016, Día Nacional de Lucha contra la Homofobia[2].
El resto de la historia ya lo sabemos (espero). Diversas asociaciones “civiles” e innumerables ciudadanos formaron  el Frente Nacional por la Familia el 18 de mayo como respuesta a la iniciativa de EPN y en defensa de lo que ellos llaman “familia …

¿Por qué distanciarse del Frente Nacional por la Familia?

Imagen
En mi post anterior “¿En qué han fallado los evangélicos en la lucha por “el matrimonio natural de un hombre y una mujer”?” expresé mi desaprobación de la participación evangélica en las marchas  del pasado 10 de septiembre organizadas por el Frente Nacional por la Familia (de ahora en adelante diré FNF o Frente).
Con sorpresa y agrado recibí comentarios. Una buena parte de ellos me tilda de “pesimista” por considerar que la reforma de EPN al artículo 4to Constitucional se llevará a cabo tarde o temprano. Otros me llamaron la atención por considerar a los marchantes algo así como “borregos acarreados”. Alguien más dijo que yo no estoy informado o que no propongo respuesta.  El punto es que se inició un diálogo surtido que espero lleve a buenos términos y nos siga ayudando.
La cuestión de las marchas y las acciones en pro de la defensa de la familia natural y el derecho de los padres a la educación sexual de sus hijos. Vayamos por partes.
1) Las marchas: sí, son el derecho de todo ciuda…