Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2014

Una semana de trabajo o como cuidar las prioridades

Imagen
“Que nuestro cansancio descanse a otros”. Desde hace años escuché esa frase en el contexto del ministerio estudiantil, primero de Ana Miriam, mujer incansable en el seguimiento de Jesús, y posteriormente a David Bahena, hombre de convicción y alegría por el evangelio. En ambos no falta el reconocimiento de que el Señor demanda la vida entera a sus discípulos ni que la obra sea sencilla sino algunas veces todo lo contrario; pero tampoco olvidan las verdades dichas por Dios, que Él siempre estará con nosotros en el caminar y que la obra de redención es su plan y por lo tanto Él lo lleva a cabo.
Al final de esta semana recordé la frase precisamente porque estaba cansado y desgastado. El trabajo de profesor de secundaria y asesor en COMPA indudablemente consume energía, tiempo, recursos, la vida. Esto no es un gran descubrimiento, pero la naturaleza de esta labor, que al final siempre es una y la misma, siempre escapa a los instrumentos de medición. Se parece más al trabajo de un campes…

Promesa

Imagen
No es un desierto lo que yace aquí

ni un mar en calma,
todo lo contrario

es anuncio de primavera... semilla escondida,
corriente trémula indomable
pasiva.

No olvido escribir... pienso... ...sueño... ...deseo.
Tengo historias, como frutos verdes que cuelgan de mis d       e       d       o      s
acumulados en la cabeza.... ...el corazón o la panza,
o en ese sitio
donde les brotan a las personas que las escriben 
pero yo todavía no puedo darles vida  por lo que pacientemente espero
y espero 
para ser el pájaro que come del higo maduro 
al descuido del jardinero.
No es un desierto lo que yace aquí
ni un mar en calma
sino todo lo contrario:
es primavera oculta
y tormenta.