Entradas

Mostrando entradas de abril, 2011

En otra ciudad que no es la mía

... Me siento a comer con personajes que ya no me son extraños, son cercanos aunque no los haya visto en un año. En otro escritorio que no es necesariamente el mío escribo, lo que al leer tiempo después reconozco como mis palabras. Esta ciudad enorme le conflictua, me hace sentir pequeño, extranjero, y aunque la recorra una y otra vez en el fondo se que no me entiende del todo, ni yo a ella. Mi acento me identifica como "no de aquí", turista...
Pero aunque sigo escribiendo me recuerdo que la ciudad son piedra sobre piedra, organizada sobre una lógica de poder desconocida y macabramente mecanizada. Por mas años que estén impregnadas en la piedra no podrán superar los rostros de millones que le dan vida. Vuelvo a leer las ultimas dos líneas y sonrió, me digo a mi mismo, "una ciudad de personas". Esa idea me gusta, la conservo, entonces me Pinto un mejor panorama, andar la ciudad es relacionarse con las personas, caminando a su lado, esquivando juntos los peligros, d…

Me voy

Ahí viene otra vez esa emoción desde el fondo de la barriga, la desesperación del "¿qué falta?"... la emoción del "otra vez", la confianza de, "Dios hablará"... todo eso y más...
Abdiel termina su maleta....
... el avión espera...

La necesidad del diálogo en nuestra evangelización

Imagen

Vuelvo a pensar

Imagen
... que las cosas buenas cuestan tiempo.... nos costó casi 1 mes!!!
Provecho.
Algunas fueron años!
Felicidades graduados...
Otras, meses, no semanas!
Bienvenido al trabajo...
Pero hay algunas que todavía el tiempo sigue contando...
¿Nos encontraremos?

Una oración fúnebre...

Adiós tío Marcial...
¿Nos volveremos a ver?
Sí, en Jesucristo espero.
Entonces podré ver tu rostro tal cual es.

Adiós tío Marcial,
sabemos que no debías irte ya,
pero desde que murió abuelita no lo supiste superar.
¿Qué lazo los unía que a la muerte la fuiste a buscar?
Tal vez en ella encontrabas el cálido abrazo
que jamás disfrutaste en compañía nuestra.
No lo sé.
Pero espero que al menos encuentres descanso.

Adiós tío Marcial,
estoy llorando mientrs escribo.
Por que sufriste estando vivo.
No entiendo los designos de Dios,
pero todos sabemos que tú fuiste el que tomó la decisión.

Adiós tío Marcial,
si supieras cuan llenos de ti están mis recuerdos,
cada tienda de la esquina
y cada partido de beisbol evocan alguna imagen tuya.

Adiós tío Marcial,
la cama ya no te hizo descansar,
¿Por qué elegiste un destino tan cruel?
¿Qué pecado buscabas expiar?
¿Por qué nunca lo dijiste para intentar entenderlo?

Adiós tío Marcial,
la sala permanece vacía
y nadie ocupa tu esquina.

Adiós tío Marcial,
¿Nos volveremos a ver?
Sí, en Je…

Algo bien!

...DISCULPE LAS MOLESTÍAS QUE LAS REMODELACIONES DE ESTE BLOG PUEDAN CAUSARLE... TRABAJAMOS PARA MEJORAR

y que quede algo bien!