martes, 26 de abril de 2011

En otra ciudad que no es la mía

... Me siento a comer con personajes que ya no me son extraños, son cercanos aunque no los haya visto en un año. En otro escritorio que no es necesariamente el mío escribo, lo que al leer tiempo después reconozco como mis palabras. Esta ciudad enorme le conflictua, me hace sentir pequeño, extranjero, y aunque la recorra una y otra vez en el fondo se que no me entiende del todo, ni yo a ella. Mi acento me identifica como "no de aquí", turista...
Pero aunque sigo escribiendo me recuerdo que la ciudad son piedra sobre piedra, organizada sobre una lógica de poder desconocida y macabramente mecanizada. Por mas años que estén impregnadas en la piedra no podrán superar los rostros de millones que le dan vida. Vuelvo a leer las ultimas dos líneas y sonrió, me digo a mi mismo, "una ciudad de personas". Esa idea me gusta, la conservo, entonces me Pinto un mejor panorama, andar la ciudad es relacionarse con las personas, caminando a su lado, esquivando juntos los peligros, disfrutando juntos, inventar nuevas formas de vivir la fe en medio de este mundo.
La ciudad que no es la mía me enseña humildad, respeto; los hijos de esta madre anciana y fuerte me proponen nuevas formas de ser, que entran en dialogo colmo que yo he dejado que constituya mi ser. Jamás regresas igual a casa, jamás, siempre un elemento de mi cotidianidad tijuanense me evocará una imagen o un símbolo de esta otra ciudad enorme desde donde escribo, y que admiro y cuestiono; y así, me podré ir contento, pensando que también esta ciudad capital y sus habitantes jamás podrán quedar igual, porque de la misma forma que a mi me cambio, mis pequeños y muchos pasos en ella la volverán distinta. Nadie permanece igual. Al menos aquí un equilibrio.

sábado, 16 de abril de 2011

Me voy

Ahí viene otra vez esa emoción desde el fondo de la barriga, la desesperación del "¿qué falta?"... la emoción del "otra vez", la confianza de, "Dios hablará"... todo eso y más...
Abdiel termina su maleta....
... el avión espera...

miércoles, 13 de abril de 2011

La necesidad del diálogo en nuestra evangelización

Tener la certeza de que nada podrá hacernos dudar de lo que hemos creído (Jesús) a pesar de lo ingeniosas, agresivas, ridículas, elaboradas, complejas y desafiantes que pudieran ser las preguntas y cuestionamientos que se nos hagan no nos exime de explicar y contextualizar nuestra fe. Sólo así Jesús podrá tener sentido para el ingenioso lector en búsqueda de certezas, para la persona dolida o defraudada que responde con agresividad, el orgulloso que ridiculiza a Jesús o los cristianos, el intelectual que necesita evidencias coherentes y el buscador honesto que no entiende y pregunta.

Lucas, el evangelísta, recoge en Hechos 17:16-34 la presentación del evangelio -cultura judía- en Atenas, la capítal de la filosofía del mundo gentil. Donde vemos que Pablo contextualizó el evangelio, tendió puentes con sus interlocutores y presentó a Jesús y la resurrección sin comprometer ni un céntimo la verdad del evengelio.


16 Mientras Pablo los esperaba en Atenas, su espíritu se enardecía viendo la ciudad entregada a la idolatría.

17 Así que discutía en la sinagoga con los judíos y piadosos, y en la plaza cada día con los que concurrían.

18 Y algunos filósofos de los epicúreos y de los estoicos disputaban con él; y unos decían: ¿Qué querrá decir este palabrero? Y otros: Parece que es predicador de nuevos dioses; porque les predicaba el evangelio de Jesús, y de la resurrección.

19 Y tomándole, le trajeron al Areópago, diciendo: ¿Podremos saber qué es esta nueva enseñanza de que hablas?

20 Pues traes a nuestros oídos cosas extrañas. Queremos, pues, saber qué quiere decir esto.

21 (Porque todos los atenienses y los extranjeros residentes allí, en ninguna otra cosa se interesaban sino en decir o en oír algo nuevo.)

22 Entonces Pablo, puesto en pie en medio del Areópago, dijo: Varones atenienses, en todo observo que sois muy religiosos;

23 porque pasando y mirando vuestros santuarios, hallé también un altar en el cual estaba esta inscripción: AL DIOS NO CONOCIDO. Al que vosotros adoráis, pues, sin conocerle, es a quien yo os anuncio.

24 El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que en él hay, siendo Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos hechos por manos humanas,

25 ni es honrado por manos de hombres, como si necesitase de algo; pues él es quien da a todos vida y aliento y todas las cosas.(A)

26 Y de una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres, para que habiten sobre toda la faz de la tierra; y les ha prefijado el orden de los tiempos, y los límites de su habitación;

27 para que busquen a Dios, si en alguna manera, palpando, puedan hallarle, aunque ciertamente no está lejos de cada uno de nosotros.

28 Porque en él vivimos, y nos movemos, y somos; como algunos de vuestros propios poetas también han dicho: Porque linaje suyo somos.

29 Siendo, pues, linaje de Dios, no debemos pensar que la Divinidad sea semejante a oro, o plata, o piedra, escultura de arte y de imaginación de hombres.

30 Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan;

31 por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos.

32 Pero cuando oyeron lo de la resurrección de los muertos, unos se burlaban, y otros decían: Ya te oiremos acerca de esto otra vez.

33 Y así Pablo salió de en medio de ellos.

34 Mas algunos creyeron, juntándose con él; entre los cuales estaba Dionisio el areopagita, una mujer llamada Dámaris, y otros con ellos.

Vuelvo a pensar


... que las cosas buenas cuestan tiempo.... nos costó casi 1 mes!!!
Provecho.
Algunas fueron años!
Felicidades graduados...
Otras, meses, no semanas!
Bienvenido al trabajo...
Pero hay algunas que todavía el tiempo sigue contando...
¿Nos encontraremos?

martes, 5 de abril de 2011

Una oración fúnebre...

Adiós tío Marcial...
¿Nos volveremos a ver?
Sí, en Jesucristo espero.
Entonces podré ver tu rostro tal cual es.

Adiós tío Marcial,
sabemos que no debías irte ya,
pero desde que murió abuelita no lo supiste superar.
¿Qué lazo los unía que a la muerte la fuiste a buscar?
Tal vez en ella encontrabas el cálido abrazo
que jamás disfrutaste en compañía nuestra.
No lo sé.
Pero espero que al menos encuentres descanso.

Adiós tío Marcial,
estoy llorando mientrs escribo.
Por que sufriste estando vivo.
No entiendo los designos de Dios,
pero todos sabemos que tú fuiste el que tomó la decisión.

Adiós tío Marcial,
si supieras cuan llenos de ti están mis recuerdos,
cada tienda de la esquina
y cada partido de beisbol evocan alguna imagen tuya.

Adiós tío Marcial,
la cama ya no te hizo descansar,
¿Por qué elegiste un destino tan cruel?
¿Qué pecado buscabas expiar?
¿Por qué nunca lo dijiste para intentar entenderlo?

Adiós tío Marcial,
la sala permanece vacía
y nadie ocupa tu esquina.

Adiós tío Marcial,
¿Nos volveremos a ver?
Sí, en Jesucristo espero,
Y si duele cruzar el humbral de la vida a la eternidad
espero que sepas que también duele quedarse de este lado viendo a los que por ella van a pasar...

Adiós tío Marcial,
¿Y sabes por qué duele?
¿Lo sabes?
Te lo dijimos en cada ocasión,
en cada conversación
y no lo entendiste...
¡Duele porque te queremos y nada más!
Te queremos,
Te queremos,
Siempre lo hemos hecho...

Adiós tío Marcial,
ve a descansar donde el cáncer no tiene poder sobre ti.
Ve a donde abuelita te espera,
vete con tus carnes llenas de nuestros
"te queremos"
Adiós tío Marcial...

lunes, 4 de abril de 2011

Algo bien!

...DISCULPE LAS MOLESTÍAS QUE LAS REMODELACIONES DE ESTE BLOG PUEDAN CAUSARLE... TRABAJAMOS PARA MEJORAR

y que quede algo bien!