Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2011

Sólo después de las diez y cuarto...

Imagen
...se besan en la calle, en esa esquina del mundo organizado, la orilla del río interminable de motores, luces y almas. Ahí, donde juntos recrean el paraíso y hacen, con su amor deshinibido y lleno de pasión adolescente, la más bella y simbólica de las apropiaciones del espacio. No son ellos parte de la escena pública urbana nocturna, ¡No! somos nosotros, los que por el milagro del amor, hemos sido interiorizados por ellos para formar parte de su intimidad más profundad, aquella donde se aman y que existe materialmente en el pequeño hueco de espacio que queda entre sus labios cuando se encuentran sedientos los unos por los otros...

Palabras que traigo en la mente

“El amor joven es como una llama; muy linda, muy caliente y ferviente, pero también frágil y vacilante. El amor del corazón más viejo y disciplinado es como el carbón, arde en la profundidad y no se extingue nunca.”

Henry Ward Beecher
Si fuesen míos los paños bordados de los cielos,
tejidos con luz de oro y plata,
los paños azules, sombríos y oscuros
de la noche, la luz y el crepúsculo,
los tendería a tus pies.
Pero yo, siendo pobre, sólo tengo mis sueños.
he esparcido mis sueños bajo tus pies.
Camina suave porque pisas mis sueñosWilliam Butler Yeats
Si no canto lo que siento me voy a morir por dentro.
He de gritarle a los vientos hasta reventar
aunque solo quede tiempo en mi lugar.
Luis Alberto Spinetta


Quisiera a tu lado perderme en tus ojos
y en el calor de tus labios vivir.
Quisiera abrazarte hasta la madrugada,
sobre tu pelo de fuego dormir.
Pablo Guerrero



Cuida de mis labios
Cuida de mi risa
Llevame en tus brazos
Llevame sin prisa

No maltrates nunca Mi fragilidad
Pisare la tier…

¿Lo leemos?

Imagen
¿Saben qué significa “evangelio”? Si lo tradujimos literalmente significa: “buenas noticias”. Sin embargo no son cualquier tipo de noticias. En el tiempo de Jesús de Nazarret un evangelio eran las buenas noticas que solamente Cesar, el Emperador Romano, podía dar al imperio. Era algo así como un documento oficial. Estas buenas noticias para el imperio podían ser:Se casó el EmperadorNació el hijo del EmperadorEl Emperador ganó una batalla
Cada una de estas noticias eran buenas para el imperio porque significaba que podían vivir en paz. Los emperadores romanos se consideraban asimismo como hijos de Dios, pues eran los hombres más poderosos del mundo, gobernaban sobre el imperio más grande de la tierra y no daban cuentas a nadie.Lo interesante del relato que Marcos escribe sobre la vida de Jesús es que lo llama EVANGELIO y comienza así: “Principio del evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios”. En otras palabras: “Principio de las buenas noticias de Jesucristo, el Hijo de Dios”Esta declar…

Volver a comenzar...

... no debe entenderse como un fracaso, sino como un ejercicio de gracia. Pero quién dice que se vuelve a iniciar lo mismo dos veces, ¡Ni el lugar ese el mismo! Mucho menos yo, mucho menos ellos, ¡Y menos ellos que son tan distintos!
Un ciclo escolar más arranca y no deja de tener una fuerte carga de expectativas e insertidumbre. Inicio con mi cuerpo cansado por un campamento, literalmente molido, pero lleno de emoción, eso me es suficiente. Ya paso el primer año de experiencia, tan lleno de todo lo que ya no está, sólo queda algo más valioso que mis quincenas, el duelo-alegría por la ausencia que se llena con bellos recuerdos, que como siempre, no sabes hasta que punto reflejan la realidad pasada y hasta dónde son invesiones de mi imaginación, me satisface pensar que son las dos cosas.
El primer grupo de tercer año ya no está con nosotros, pero me alegro que continúen su camino allá donde sus decisiones los han llevado. Confío que pudimos enseñarlos a aprender, ya otros los acompañar…

¿Existe la controversia?

Imagen
La Misión tarea de todos
Se puede partir de posiciones cuando se pretende iniciar algo, no se pueden las medias tintas, pero tal vez ninguna de las dos resulte del todo adecuada. Como cristianos somos enviados por Jesús mismo a comunicar el Evangelio del Reino de Dios. Así lo dijo: “Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra. Vayan, pues, y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a guardar todo lo que les he mandado; y ¡recuerden (he aquí)! Yo estoy con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo.” (Mateo 28:18-20). Pero, ¿cómo hacerlo? ¿A qué curso de evangelismo hay que inscribirse? ¿Qué emoción debo sentir para “creérmelo”? ¿Qué vuelo necesito abordar para recorrer la mitad del mundo y perderme en una selva con el fin de hablar de Jesús a una tribu perdida? Bueno, algunas veces los seguidores de Jesús hemos complicado innecesariamente las cosas.

Regresemos a la Escritura, el mandami…