Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2016

Año Nuevo: Finales, principios y el Apocalipsis

Imagen
Año Nuevo: Finales, principios y el Apocalipsis
El 2017 probablemente nos llegué en unas cuentas horas cargado de bonitas cosas para esquivar:Los últimos dos años de Peña (que ojalá terminara el periodo ya) con todos sus estragosLos intentos de Calderón por meter a su esposa Margarita en la candidatura por la presidenciaLas canalladas de los partidosTrump en la Presidencia de EUALas multinacionales jodiendo a nuestros paísesLa guerra en medio oriente y lo que vendráLos vericuetos económicos mundialesLas crisis medioambientalesLa iglesia que no cambiaLa migraciónEtcétera, etcétera.

Para tener esperanza en el mañana se necesita ser cínico o cristiano.
El optimismo en sí es un paliativo sin raíces. El estado de la cuestión es diverso y en constante debate. Para algunos estudiosos del comportamiento humano el optimismo no es innato en el ser humano y los pesimistas viven más que los optimistas. Para otros, las mujeres optimistas viven más y los optimistas sufren menos del corazón. En fin, l…

Mis miedos en esta ciudad

Imagen
*Del libro Diario de abordo, aún sin publicar

Tengo miedo de mal acostumbrarme a esta nueva ciudad Me parece fascinante la pulcritud de su urbanización La pacífica convivencia del bosque y la metrópoli El eficiente y limpio transporte público La pluralidad de sus rostros e idiomas Comidas y religiones Y todos sus estándares de bienestar Pero le tengo miedo a la ciudad Mi temor no florece en las calles sino internamente En la contradicción de las reacciones que provoca
El refrán popular afirma “A lo bueno uno se acostumbra rápido” Y es que acá hay mucho bueno Aparentemente Pero es una ilusión todavía no cuestionada Aquí se respira una hipocresía de bienestar social  Estos gobiernos de potencias mundiales Lograron confinar sus fracasos entre las cicatrices de sus edificios Vancouver no existe sin East Vancouver Ni la abundancia de la provincia se sostiene Sin el medio millón de estómagos llenos de hambre


Y aquí estamos nosotros Intentamos alcanzar puerto seguro   En este juego de hipocresías…