martes, 28 de abril de 2009

Cuando la misión cambia

"Si me explicas bien entiendo", decía un anciano al joven.
En estos días mi concepto de la misión se modificó, adquirió otro significado, se volvió algo plausible y real. Cuando se entiendes que es algo que involucra la vida misma en su totalidad y en todas sus relaciones, que se hace desde nuestra humanidad pero en el poder del Espíritu, que tiene que ver con compartir vida y la vida de Jesús y no una cultura cristiana descontextualizada y vacía de amor, me doy cuenta que es algo real y no un ejercicio de pocos.

He aquí una porción de mis reflexiones.

lunes, 27 de abril de 2009

Melodías

Somos más que carne y hueso, dentro de nosotros hay cuerdas tensas que personas, encuentros, situaciones y recuerdos golpean con diferente fuerza y producen la más original melodía sobre la base de nuestra experiencia. El sonido viaja proyectándonos al viento para llegar al corazón del otro y produir en él música. La canción más bella del universo es la que todos producimos armoniosamente cuando nos impactamos los unos a los otros bajo la dirección del maestro.

jueves, 2 de abril de 2009

Se me hace que ni al mundial vamos...

El 2010 no espera nada bueno a México, qué esperamos, qué somos, a doscientos años del inicio de una independencia que todavía no se consuma; a cien años de una revolución que todavía no puede cambiar las estructuras y hacer revolución. Nuestra historia es una de intentos y fracasos, de honrosos pasajes, pequeños destellos de una grandeza prometida e incumplida; es una existencia desangrada en busca de supervivencia. Somos "algo" que continúa dándose, aún incompleto, que nos demanda de nuestro tiempo y esfuerzos por seguir dándole forma y cansarnos hacíendolo. No hay peor condena para los pueblos que no hacerse responsable de su historia, las consecuencias las tendrán cuando no se reconozcan en el espejo y terminen siendo unos extraños a sí mismos.

De salida...

Tijuana se quedó sola y vacía, no hay autos en sus calles, permanece callada, ausente, porque no salió a desperdir al que se va, no dijo adiós, no nos lo dijo, tal vez porque en esta ocasión está completamente segura de que regresaremos a ella.
Mañana inicia la experiencia que bien podría quedar bajo el titulo de: el diario del peregrino.