Entradas

Historias de frontera

Imagen
Tijuana es un rancho.
Tijuana “es un rancho”, reza el dicho tijuanense en boca de algunos de nosotros. Me gustaría dejarlo claro: Tijuana es un rancho. En estos momentos donde se palpa la xenofobia en el ambiente, la claridad en las palabras es importante. No se confundan, no quiero decir que: Tijuana “es como un rancho”. La realidad es que lo es. La ciudad, con todo y sus millones de habitantes, es en el panorama nacional: pequeña. Por más que nos guste adornarnos, Tijuana no compite con Puebla, Guadalajara o Guanajuato bajo los mismos criterios “nacionales”. No, por eso esta ciudad crece distinta e indiferente. Se autoconstruye, ella misma es su propio modelo con desdén del sur y una mezcla de admiración y odio por el norte. La frontera es un espacio en sí mismo, legitimo, indescifrable, problemático y adictivo.Se necesita valor, resignación, creatividad y esperanza para estar aquí.
Sin embargo, aun con el vientre fértil de creatividad e innovación, Tijuana es un rancho. Y hay un se…

"Quien toma agua de la Presa, se queda"

Imagen
Reza el dicho tijuanense: "quien toma agua de la Presa, se queda". Y es cierto en la vida de miles de personas que ahora habitan esta esquina del mundo. Les guste o no. 

La lavamática “Splash” en Lomas Verdes, Tijuana, es un establecimiento amplio con una gran oferta de tamaños de maquinas de lavado y secado. El costo por el uso de sus máquinas no es más barato que el del resto de establecimientos de la zona, por lo que su éxito radica en la cantidad de lavadoras y secadoras que ofrece. Un plus en su servicio es la venta de detergente y suavizante de ropa, el área de juegos infantiles, las televisiones y los baños para los usuarios. Su desventaja, es el escaso estacionamiento, la poca ventilación del sitio y la pobre cantidad de carritos de lavandería.
Las lavanderías solían ser un punto de encuentro entre personas. Ahí, con el cíclico ruido de las maquinas lavando ropa de fondo, se podía entablar una conversación banal sobre cómo quitar las manchas de comida de las camisas o…

El primero año de Luciana

Imagen
Llegar a este 27 de julio de 2018 es una gran alegría y celebración. Alejandra y yo festejamos el primer cumpleaños de nuestra hija, celebramos que ella y nosotros hemos sobrevivido a este tiempo. Decir: un año, es fácil y rápido, incluso al escribirlo es una frase pequeña, pero contiene una profundidad inagotable, como el amor.

Un año de esta aventura de la paternidad y la maternidad compartida, que en términos prácticos significa: amor, ternura, presencia, servicio, aprendizaje, trabajo en equipo, cansancio, creatividad, asombro y mucha gratitud. La vida cambia con los hijos, no para “bien” o para “mal”, pues casi siempre esas categorías se definen a partir de nuestro egoísmo y comodidad, y no es así. La vida es un regalo, Ale y yo estamos profundamente agradecidos por abrirnos a la posibilidad de tener una hija y nos sentimos profundamente conmovidos por recibirla.
La vida nos cambió con Luciana porque hay una presencia nueva entre nosotros, una risa y un tono de voz recién descubie…

Dios en el día mundial del refugiado

Imagen
Conocí a un par de hombres en un albergue en Tijuana. Ellos son yo. Yo soy ellos. Un albergue es un lugar donde las personas que llegan son puestas a prueba. En el albergue hay lugar para quienes necesitan ayuda. Ir un albergue es el reconocimiento de la incapacidad por resolver determinadas necesidades básicas. Asistir es lo mismo a pedir ayuda. Es más que eso. Se trata de dejarse ayudar. Todavía más profundo. Las historias de hombres que acuden ahí por ayuda. Los hombres con quien conversé son vulnerables y reconocen su vulnerabilidad. No por eso son menos “hombres” pero sí están en proceso de ser menos “machos”. Tal vez en esa vulnerabilidad reconocida, asumida y sufrida, están en un mejor camino a algo que bien podría llamarse masculinidad.

Conversé con Juan y Luis[1]. La historia de Juan es similar a la mía. Padre de un bebé de casi la misma edad que la mía. Cuando hablan de su esposa e hija su rostro brillaba e imaginé que así brilla el mío cuando hablo de Ale o Luciana. Esa tar…

Evangélicos y unidad de cara a las elecciones de 1 de julio de 2018

Imagen
El próximo 1 de julio se realizaran las elecciones más importantes de la historia moderna de México por la cantidad de cargos federales y locales a elegir. El padrón electoral, es decir, las personas que podrán participar de esta elección son 89.1 millones de participantes, de los cuales 48.1% son hombres y 51.8% son mujeres.[1] Quienes iremos a votar participaremos en la elección de 18,311 cargos. Entre esos cargos destacan: 1 Presidente de la República, 500 Diputados federales, 128 Senadurías, 8 Gubernaturas, 1 Jefatura de Gobierno, 1597 Presidencias municipales, 16 alcaldías en CDMX y otros 15,088 cargos más.[2]

Según la Encuesta Nacional sobre Creencias y Prácticas Religiosas en México elaborada por ENCREER/RIFREM en 2016, la población evangélica oscila entre el 8% de la población mexicana.[3] De cara a las elecciones esto me genera interés en preguntarme ¿cómo se verá reflejado el voto evangélico el siguiente primero de julio? Al hacerme esta pregunta estoy dando por hecho que el …

¿Cómo el Jefe Diego me hizo recordar la importancia Navidad?

Imagen
Hoy es el primer domingo de Adviento. No lo olviden.
El viernes pasado se difundió como noticia un video donde una persona se acercó a la mesa de un grupo de políticos para espetarlos  elegantemente en un supuesto restaurante muy exclusivo. 


En el grupo de políticos se encontraba el panista Diego Fernández de Cevallos, de probada prepotencia y Carlos Romero Deschamps el insigne líder sindical de Pemex y Senador Plurinominal del PRI. Ambas personas protagonizan  el arquetipo del político mexicano, poderoso e intocable. De los otros dos personajes ni hablar.
En el video se escucha que la persona que grabó el video pregunta: “¿Comieron bien señores?” A lo que Diego Fernández responde: “Muy bien, muy bien”. El hombre vuelve a la carga: “50 millones de mexicanos no, fíjese.” Ante la situación, Diego Fernández responde, en su característica altanería: “Así es esto. ¿Usted está entre los 50 de allá o de acá?” Al final del video, el hombre sentencia: “Qué bonita vida, a ver el karma cómo le va…

La reforma protestante desde la experiencia de un niño pentecostal

Imagen
El próximo 31 de octubre se cumplen 500 años desde que el monje agustino Martín  Lutero clavara sus 95 tesis contra la venta de indulgencias en la puerta de la catedral de Wittemberg. Las consecuencias de eso terminarían provocando un sisma en la iglesia católica. Y como ya viene la "fiesta grande" para los evangélicos, no es raro que todo mundo hable de la Reforma, de sus logros y desafíos pendientes, aunque también de los errores y las fallas a enmendar.
Pues bien, yo tampoco voy a dejar pasar la oportunidad de subirme al tren de la celebración y escribiré sobre el tema pero desde otra perspectiva muy  particular que no sé hasta qué punto pudiera ser representativa de algo. En esta publicación trataré de interpretar mi experiencia de niño de familia "pentecostal" de tercera generación a la luz de los 500 años del inicio de la reforma protestante.
No podemos fiarnos de la memoria, no accedemos a nuestros recuerdos objetiva e imparcialmente. De hecho, tampoco recorda…