Abriendo espacios en el tiempo para una cita...

Nos esperan semanas de trabajo y de caminar en confianza en Aquel que nos ha llamado. En menos de un mes celebraremos un campamento regional más, hay muchas cosas sueltas, muchos corazones espectantes y un Dios que quiere ser conocido, nuestro deseo y oración es por un tiempo en su presencia. Nos quedan todavía muchas cosas sueltas, muchos detalles que necesitan ser considerados, nos queda cada mañana menos tiempo, pero permanece la misma confianza, el mismo anhelo, la misma esperanza. El camino este año ha iniciado con trabajo y no promete para nada disminuir, pido por fuerzas para recorrerlo gustoso en sus llanos, montañas y valles de la mano del que habla.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El miedo de algunos evangélicos al Evangelio

Recomendaciones no solicitadas para cristianos universitarios

Año Nuevo: Finales, principios y el Apocalipsis