viernes, 9 de enero de 2009

En esto que llamamos historia

Para sorpresa de muchos y alegria de otros, se parte de preguntas, para tener preguntas se necesita observar, para observar se necesita tener curiosidad, para tener curiosidad se desea entender, para desear entender se busca, así es, o así parece que es porque de esa forma lo entendí. Sucede que para aquellos que en algún momento la comodidad nos convence resulta complicado iniciar preguntando, pero todos los espíritus de los hombres son curiosos, oh duda! compañera de viaje que te subes a las maletas antes de la ropa.
Para conocer se necesita tiempo, para tener tiempo se necesita espacio, para tener ambos, tiempo y espacio, se necesita gestionarlos en nuestros tiempos y espacios, mucho se reduce a decisiones, una cadena de decisiones que continua precisamente porque se decide continuarla.
Compartir es amar, amar es darlo todo, es pensar primero en los otros y sus necesidades antes que en mi y en las mias, no, yo pienso que es eso y más, pues el amor no se puede definir en contraposición al egoísmo, mejor dicho, todos nosotros nos definimos frente al amor, como amados o como amantes, alrededor de el andamos, algunas veces cercas y pensando en otra persona, otras lejos, sin considerar a nadie especial.
Esperar un futuro es conocer el pasado y vivir el presente, porque no hay futuro sin presente ni presente sin pasado, el tiempo es el mismo pero necesitamos tomar porcineos de el que identificamos con sucesos para poderlo dividir, el tiempo es la oportunidad de conocer el amor verdadero, un camino con principio y final, un medio, una forma tan larga o tan pequeña de conocer el amor, al Amado y al amor nuestro.
Qué decimos cuando hablamos o cuando escribimos, hermosas posibilidades del lenguaje! decir algo con palabras que tienen otro significado, quien entiende el lenguaje, quien y porqué se pierden en el lenguaje, lo hacemos nosotros o existe por encima nuestro, es posible comunicarnos entre nosotros por medio de el, la historia puede ser comprendida por medio de el, existe la forma mágica para entendernos, el lenguaje es el medio de acceso al pasado, las otras son la oralidad y la memoria, pero un lenguaje nos dice lo suficiente y puede ser comprendido por mi años después, el lenguaje perdura en su más puro significado o también cambia con el tiempo y necesita ubicarsele en su espacio y tiempo para poderle leer y comprender.
Dudas preguntas, conflictos, ejercicios sin objetivo, palabras por palabras, el peor de los ejercicios de una sociedad que no otorga valor a la palabra... habra que entender qué es una "a" y una "f", y que significa la unión de letras y que forman palabras: "mamá", "Dios", "amigo", "país", "justicia", "libertad", "amigo" y otra vez, "amor"....

No hay comentarios:

Publicar un comentario