Por una jornada más...

Inicio un año más, un 2009, que según todas las personas que me dieron un abrazo felicitandome por eso, me dijeron que será fantástico, maravilloso, lleno de buenos deseos y oportunidades para alcanzar las metas que me proponga. Por otra parte, en la televisión escucho a unos pocos que me dicen que será un año de crisis, entonces me pregunto: cuándo no lo ha sido?

En muchas partes escucho también como se repite esa tan famosa frase: BORRÓN Y CUENTA NUEVA!..... al principio pensaba que era un lindo deseo, una oportunidad para ser mejor -todavía lo sigo pensando, pero no en el mismo sentido que antes-, para empezar, yo me niego a hacer un BORRÓN de trecientos sesenta y cinco maravillosos días de lo que ahora llamamos 2008.... por qué he de hacerlo? Si fueron buenos y malos, acaso tengo que olvidarlos y volver a construirme desde "0" este 2009, claro que no. Si bien es cierto que la concepción lineal de la historia que nos lleva al progreso es una utopía ilustrada, todavía tiene, para mí, una cierta validez. Entonces formuló otra pregunta, que no es mía sino la he hecho mía: HACEMOS TABULA RASA DEL PASADO?.... una vez más, yo digo que no.

Pienso que el 2008 nos trajo -ahora comienzo a hablar en plural para que mis palabras las puedas hacer también tuyas-, muchas cosas, fue una rica cosecha de experiencias, ahora, "dejado atrás", parece como una vieja fabrica de recuerdos. Yo pienso -ahora escribo otra vez en singular, tal vez por mero egoismo, aunque también puedes hacer tuyas estas palabras-, que no debemos hacer borron y cuenta nueva en el sentido literal, pero tampoco pienso que debemos volver a vivir esos trecientos sesenta y cinco días otra vez, para nada. Olvidar a las personas que conocimos, los momentos felicies y los tristes, los días de alegrías y de crisis, los de abundancia y escances, es olvidarnos a nosortos mismos, porque, en buena medida, nostros, nuestro yo es y se completa con el otro, el que nos identifica. Así que no, un BORRÓN Y CUENTA NUEVA no, mejor meditemos a la luz del presente y del Maestro nuestros días y extraigamos de ese ejercicio de reflexión sabiduría, para examinar nuestra vida a la luz de la Verdad y encontrarnos al inicio de un año más, con la posibilidad de seguir caminando, desponjandonos de las cosas que deben quedar atrás para cambiarlas por las otras, aquellas que nos acompañarán estos siguientes tresientos sesenta y tantos días, tomados de la mano de las mismas personas y con la disponibilidad de enriquecernos a nosotros mismos en el contacto directo, en el apretón de manos, en las charlas por las tardes, en las lecturas de medianoche, en los chistes, en las noticias, en el fraternal abrazo y en los momentos de silencio cuando somos confrontados....... Un BORRON Y CUENTA NUEVA nos privaría de eso y nos haría repetir la historia, o mejor dicho, nuestra historia.....

Ahora me mantengo expectante, qué hay en este año?.... no me aventuro a pasarme el tiempo imaginandolo, prefiero vivirlo a pedacitos, en esas deliciosas porciones que llamamos día...

Comentarios

Entradas populares de este blog

El miedo de algunos evangélicos al Evangelio

Recomendaciones no solicitadas para cristianos universitarios

Calaveritas 2016