viernes, 30 de enero de 2009

A punto de partir

Es temprano y hay una jornada larga por emprender, trabajo, carretera, saludos, abrazos, emociones. Anoche me recosté cansado, lo he venido haciendo así la última semana, por testigo pongo las veces que me desperté media hora después del ruido escándalo que hace mi despertador. Partimos a un campa más, un año se fue rápido y nos aguarda una vez más San Vicente, vamos a su encuentro expectantes, con amigos y compañeros que no conocen a Jesús pero le tienen preguntas, no hay razón para decir ni pensar que el Padre no toca corazones entre los universitarios, nosotros somos testigos que este semestre lo ha hecho. Por fin, dos meses de planecación, preocupaciones y reuniones serán puestos a prueba, todos en sus lugares, gasolina en los tanques, botellas de agua para la sed del camino, conversaciones que hace un año se dejaron inconclusas volverán a ser retomadas, como cada campa. El espacio y tiempo para reunirnos dos días completos, soportándonos unos a otros en amor, será la oportunidad que decidimos tomar para escuchar a Aquel que nos ama, nos llama y forma. No es nada raro que podamos ver la duda en la mirada de aquellos que van por primera vez, igual que como ocurrió conmigo, pero precisamente por eso, me dan ánimos de seguir orando para que el Dios vivo que me encontró en aquel campa y me confrontó, lo haga con otros los aliente, los despierte.
No sé porqué tengo esta impresión, pero creo que éste será el primer viaje en carro de muchos que vendrán, para ser preciso, sería el segundo, el año pasado hice uno más largo.
Entre amigos y compañeros disponemos de tiempo para que tú Señor nuestro hables de forma clara, hay oraciones de tantos, preguntas de muchos, inquietudes de algunos, quejas de otros, reclamos en algunos casos, pero en todos hay un sincero deseo de llevarlos a tí y esperar, o darte la oportunidad, si así fuera, de que tú respondas.
Ante tantos compañeros de Humanidades que acuden a tí en busca de "algo" que pueda darles sentido a su vida y el mundo social que se desbarata y se vuelve complejo, podemos ser testigos de la debacle de la razón como única fuente de respuesta, progreso y felicidad, ya no hay lugar para respuestar racionales en la razón que construyan la realidad y den esperanza.
Tenemos una oportunidad de servir! de mostrar tu amor en comunidad! de escuchar!, de compartir! Señor, guianos tú, eres el motivo de todo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario