Entre pendientes y clientes

Vaya, las cosas no mejoran, la carga de presión aumenta, es bueno. Junta a las 2:00, entrevista a las 6:00, junta el jueves a las 5:30, enviar correos, responder otros tantos, hacer tareas, cumplir en el trabajo, tomar tiempa para comer, hacer tareas, perderse en la biblioteca da la uni para dormir y buscar libros, noches sin tv, con tareas, lecturas siempre atrasadas, un archivo que todavia no se cansa de ser observado y espera mi sexta visita, muchas hojas en blanco que llenar. Pero ese no es el problema, el maldito problema es una mosca que ronda por la oficina y con su aleteo ruidoso me desespera y me saca de mis casillas! Ahora me invito a comprarme un matainsectos o traer de casa un matamoscas, estamos en estado de guerra! ahora la oficina se convirtió en una trinchera, el mundo es muy pequeño para nosotros dos mosca! O te vas o te saco!

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿En qué han fallado los evangélicos en la lucha por “el matrimonio natural de un hombre y una mujer?

El error político de los evangélicos latinoamericanos de esta década

El miedo de algunos evangélicos al Evangelio