Versos sueltos y revueltos

Como cuando se compran cosas de valor y se les lleva a la casa para adornarla, pero dspués llegan otras y otras más, y se van haciendo dos, tres, cuatro y cinco, y ya no hay lugar para todas ellas donde mismo, asi que se guardan en pequeñas cajas y se dejan al apetito voraz del olvido en un sotano o armario, como semillas, esperando el tiempo para creer...


Ahogarme en sus labios,
vertir en sus pétalos mi ultimo aliento
alucinar por hoy y por siempre con esa sensación
de darlo todo y sentirse lleno
beber del amor que brota por cada uno de sus poros
y brindar por los te quiero ...

Me dejas donde te encontré,
Más no te quiero soltar por completo,
Pero tengo que hacerlo,
De dolor sufriré y lo sé
Sin embargo aún así separo mi corazón,
Ahora debo negarme a buscarte,
De mis sueños expulsarte
Y drenarte de mis venas,
Arrebatarme el aire de tus aromas
Que me queman por dentro y consumen la razón

Comentarios

Entradas populares de este blog

El error político de los evangélicos latinoamericanos de esta década

El miedo de algunos evangélicos al Evangelio

Recomendaciones no solicitadas para cristianos universitarios