El tiempo que nos alcanza!




Apenas la semana pasada asistí a la ceremonia de graduación de mis compañeros de la carrera, "los grandes", ellos, "los de arriba" ya no están, se fueron, nos dejaron como herencia sus calificativos, yo no hay más grupos adelante de nosotros a quienes despedir, ahora vemos como horizonte a donde llegaremos mañana. Por lo pronto disfruto al máximo cada día, las conversaciones entre pasillos, las horas tirado en el pasto, las ciestas de las 6:00 p.m. en la Biblioteca de Históricas, las comidas rápidas en la cafe, las pintas, los tacos, la comida china, los profes, las conversaciones con ellos, las clases, las dinámicas, la voluntaria labor de complejizar las cosas, los esfuerzos por ceptualizar el mundo y aprender a construirlo, el uso del lenguaje, las tareas, los desvelos, las desmañanadas.

Es curioso como pasa el tiempo, como estudias para estudiar lo histórico y no te das cuenta de tu propia historicidad en la vida real. Es interesante, es reflexivo, es bueno y es un ejercicio por demás especulativo.

Por lo pronto, ellos "ya salieron", nuestras espectativas de sus posibilidades y capacidad de agencia son altas, ahora dejaron la trinchera para correr en la tierra de nadie donde se puede hacer, con imaginación, esfuerzos, realimentaciones y persistencia, todo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El error político de los evangélicos latinoamericanos de esta década

El miedo de algunos evangélicos al Evangelio

Recomendaciones no solicitadas para cristianos universitarios