Hace tiempo...

que no ordeno los papeles sobre este escritorio, ahora cuando lo veo me pregunto el tiempo que me costará hacerlo, o al menos dejarlo funcional nuevamente. De lo que estoy seguro es que necesita una arregladita: ordenas las hojas blancas en un grupo, las amarillas en otro, los borradores catalogarlos, vacias el bote de basura !ya no caben más bolitas de papel en el! En fin, tal vez lije y pinte el mueble.
Tal vez siga siendo de provecho para alguien más que yo todo este desorden.
Emprenderé esta tarea con aire de otras regiones en mis pulmones que se traduce en nuevos sueños, nuevo impulso y palabras, más palabras...

Comentarios

Entradas populares de este blog

El error político de los evangélicos latinoamericanos de esta década

El miedo de algunos evangélicos al Evangelio

Recomendaciones no solicitadas para cristianos universitarios