A quien Jesús amaba...

Me siento amado, amado por Dios, por mis padres, por mis hermanas, por mi familia, por mis amigas y amigos, por los hermanas y hermanos de la congregación, por mis compañeros de trabajo, incluso por algunos de mis estudiantes....
...no sé, tal vez exagero o hago gala de mi presunción, pero me siento amado, y no es invención mía, es obra de Dios, y por eso me siento amado, porque él primero me amó...

Comentarios

  1. en efecto como tu lo has dicho haces gala de tu presuncion....
    jajjaja ntc...
    claro qe te qeremos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿En qué han fallado los evangélicos en la lucha por “el matrimonio natural de un hombre y una mujer?

El error político de los evangélicos latinoamericanos de esta década

El miedo de algunos evangélicos al Evangelio