Una oración fúnebre...

Adiós tío Marcial...
¿Nos volveremos a ver?
Sí, en Jesucristo espero.
Entonces podré ver tu rostro tal cual es.

Adiós tío Marcial,
sabemos que no debías irte ya,
pero desde que murió abuelita no lo supiste superar.
¿Qué lazo los unía que a la muerte la fuiste a buscar?
Tal vez en ella encontrabas el cálido abrazo
que jamás disfrutaste en compañía nuestra.
No lo sé.
Pero espero que al menos encuentres descanso.

Adiós tío Marcial,
estoy llorando mientrs escribo.
Por que sufriste estando vivo.
No entiendo los designos de Dios,
pero todos sabemos que tú fuiste el que tomó la decisión.

Adiós tío Marcial,
si supieras cuan llenos de ti están mis recuerdos,
cada tienda de la esquina
y cada partido de beisbol evocan alguna imagen tuya.

Adiós tío Marcial,
la cama ya no te hizo descansar,
¿Por qué elegiste un destino tan cruel?
¿Qué pecado buscabas expiar?
¿Por qué nunca lo dijiste para intentar entenderlo?

Adiós tío Marcial,
la sala permanece vacía
y nadie ocupa tu esquina.

Adiós tío Marcial,
¿Nos volveremos a ver?
Sí, en Jesucristo espero,
Y si duele cruzar el humbral de la vida a la eternidad
espero que sepas que también duele quedarse de este lado viendo a los que por ella van a pasar...

Adiós tío Marcial,
¿Y sabes por qué duele?
¿Lo sabes?
Te lo dijimos en cada ocasión,
en cada conversación
y no lo entendiste...
¡Duele porque te queremos y nada más!
Te queremos,
Te queremos,
Siempre lo hemos hecho...

Adiós tío Marcial,
ve a descansar donde el cáncer no tiene poder sobre ti.
Ve a donde abuelita te espera,
vete con tus carnes llenas de nuestros
"te queremos"
Adiós tío Marcial...

Comentarios

  1. Un poco identificada...pasé por lo mismo la última semana...

    bonito poema para asimilar la situación

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El error político de los evangélicos latinoamericanos de esta década

El miedo de algunos evangélicos al Evangelio

Recomendaciones no solicitadas para cristianos universitarios