Exageraciones de un melancólico

Yo fui amigo de mis amigos hasta que me sentí remplazado por el otro lado de mi propia cara. 

Yo amaba antes menos a mis amigos que ahora, pero  yo no se si ellos me aman ahora como me amaron antes. 

Yo tome sus abrazos y cuidados para llenar mi vacío, pero ahora ya no son suficientes, así que me vuelvo a sentir intranquilo. 

Duro es sentirse acorralado por el amor de un Dios interesado en mi y que me salta al encuentro para exponer crudamente la genuina necesidad que yo de él tengo. 

Ese  desierto a donde me conduce estará vacío de los que me quieren, no habrá sombra para mitigar el sol, las bestias del campo me rodearan indefenso y el tentador rondara cerca para tentarme, y yo quedaré expuesto a mi mismo, frágil y débil como realmente soy siendo,  tierra con vida.

Así comienza la prueba y yo orando " No nos metas en tentación, mas libramos del malo..."

Comentarios

  1. ¿Qué estás exagerando?
    ¿Por qué dices que exageras?
    Quiero entender mejor...

    ResponderEliminar
  2. eXAGeraciones porque después de pasar el mal rato me di cuenta de que no era para tanto, pero ps, en el momento sucedió lo que un amigo dice "me lancé a los vidrios" jajajaa jajaja y una vez más! que tajanteeee!!!!!!! jajajajajajajaj no eres melancólica!! jajajajaja

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿En qué han fallado los evangélicos en la lucha por “el matrimonio natural de un hombre y una mujer?

El error político de los evangélicos latinoamericanos de esta década

El miedo de algunos evangélicos al Evangelio