Tiernamente muere


¿Por qué tiemblas corazón?
Desconfía,
Yo te entiendo y comprendo, tienes razón.
Prudentemente desconfía.

Ya alguna vez te equivocaste con las certezas,
No sueñes corazón,
Tus dudas tienen razón,
Mantén tus destrezas.

¿Quién resuelve todas las dudas?
No te afliges, cautela  
¿Por más que sean agudas?
Recuerda, en el fracaso has hecho escuela.

¿Y si hoy es distinto?
Precioso corazón,
¿Y si es similar?
Volverás a fallar.

Corazón muere,
Tiernamente muere,
Por tu bien, que es el nuestro, muere.
Estás cansado,
Tu guía sólo dolor nos ha causado,
Por piedad muere.

Déjame a mí el timón,
Soy nuestra mejor opción
Yo que soy tu razón,
Verás como es mejor mi opinión.
Salvaré nuestra barca del Aquilón.
Estoy fresco, ¡fuerte!
Soy nuestra mejor opción,
Nuestra última protección.

Muere corazón  muere.
Muere que sentir duele.
Muere porque estás devaluado,
Y en tu inocencia ya no podemos confiar.
Muere corazón muere.
Que si nos sigues guiando será nuestra perdición,
Muere, que si fallo tendremos que firmar nuestra rendición.





Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El error político de los evangélicos latinoamericanos de esta década

El miedo de algunos evangélicos al Evangelio

Recomendaciones no solicitadas para cristianos universitarios