Atrapa sueños off

¿A dónde iré para no encontrarte?
Tú que nublas mi mente
y despiertas mi deseo.
¡Jamás quiero hallarte!
Pero sufro buscándote
porque no te encuentro.

Estoy loco,
y no es que sea por ti,
ya que cada quien responde
por sus culpas.
Es porque ante ti vierto,
equivocadamente, mis sueños
y al irte me desespero.


Así, sin nada.
Atrapaste el cielo en tus ojos
y yo, que soy un ave,
¿No es lícito que vuele a ti?
Lo sé, lo sabemos, lo saben
no nos encontraremos jamás.
¡Jamás!

Estoy loco y llorando.
Loco porque sólo los locos
escribimos versos
y llorando porque sé,
que con ellos estamos despidiéndonos.

Estoy loco y sonriendo.
Loco porque sólo los locos
tenemos memoria
y sonriendo porque con mis versos te conservo.

Estoy loco, loco.
Loco porque sólo los locos
tenemos siempre cerca a las personas que amamos
y loco (de nuevo) porque no conforme con tenerte
me empeño en hablarte.

Estoy loco, el mar me es testigo,
estoy loco y no me dejará en paz
hasta que te lo diga como hoy:
"Nublas mi mente,
despiertas el deseo,
Jamás quiero hallarte,
pero sufro buscándote
porque no te encuentro"

En definitiva, estoy loco

Comentarios

Entradas populares de este blog

El miedo de algunos evangélicos al Evangelio

Recomendaciones no solicitadas para cristianos universitarios

Año Nuevo: Finales, principios y el Apocalipsis