Concédenos en tu sexenio



El próximo 7 de julio se llevará acabo la jornada electoral en Baja California donde se elegirán presidentes municipales, diputados y gobernador. Los políticos tienen esa magia de sorprenderme a cada instante, siempre superan mis prejuicios. En campañas se esfuerzan por gastar más y hacerme imaginar la vida en un Estado fascista donde el rostro del “líder” aparece por todas partes. En una ocasión sufrí un minúsculo ataque de ansiedad a bordo del carro porque a dónde volteaba a ver estaba el rostro sin gracia y sonrisa mal fingida de Castro Trente, la cara bonachona del Dr. Astiazarán, vestido de camisa blanca sobre un fondo blanco donde se vende una imagen de bondad, santidad y esperanza a una ciudad con miedo, o el rostro de Kiko Vega retomado con photoshop para hacerle ver los ojos azules más intensos. 

 Las alianzas. Después de las elecciones de 2006 y 2012 con los conflictos yo pensaría que el Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD)  quedarían como antagónicos, pero no en Baja California, por lo visto. Las dos grandes alianzas, por un lado PAN,PRD, PBC y Nueva Alianza y por el otro PRI, PT, PVEM y hasta hace unos días el PES. Sobre este último movimiento centro mi atención. 
 
 El Partido Encuentro Social (PES) surgió en 2001 en Tijuana, sus fundadores líderes cristianos, desde el principio se propuso unir a diversos líderes de la comunidad evangélica para solicitar su apoyo para convertirse en una alternativa en la política. De esta forma el PES intenta abanderar, de una manera sui generis, a la población evangélica y hacerse de un voto duro en las elecciones. ¿Así sucede? No lo sé. Pero las reuniones de pastores con el PES no son desconocidas y las puertas de algunas iglesias se han abierto.

¿Cómo ha sido el papel del PES en la política regional? En la lista de representación política de su página web hay un recuento de sus logros. Sin embargo yo no recuerdo cuándo fue la última vez que compitieron fuera de una alianza política. Ejemplos y más ejemplos. Para la campaña de 2007, cuando se eligió Presidente Municipal en Tijuana y Gobernador el PES se alió con el PAN, todavía recuerdo la sorpresa provocada al ver entrar a Guadalupe Osuna Millán, Jorge Ramos al auditorio de Grupo Unidad, una megaiglesia de la ciudad. Las personas a mi lado sonreían y elevaban sus manos a Dios en una especie de agradecimiento por no sé qué. No fue la única ocasión. El resultado fue la  victoria del candidato del PAN y la derrota del Hank Rhon por el PRI. Sin embargo, algo sucedió en la administración y la luna de miel PAN-PES llegó a su fin.

 Para las elecciones de julio de 2013 el PES abandonó su alianza natural con el PAN y se unió al PRI. ¿En dónde encontró diferencias con el PAN? ¿O es acaso que éste no le cumplió a los pesistas lo prometido? Fue el cambio de alianzas un berrinche político o una genuina coincidencias entre el PRI y PES. Hasta el momento para mí son hipótesis y habrá que analizar.
                

En una ocasión Jesús caminaba con sus discípulos a Jerusalén, donde habría de ser tomado prisionero, acusado falsamente y asesinado por las autoridades religiosas tal como estaba escrito por la Ley y los Profetas. El evangelio según Marcos nos relata un pequeño incidente de esta jornada, dos de sus discípulos, Juan y Santiago le solicitaron a Jesús “Concédenos que en tu reino glorioso nos sentemos uno a tu derecha y otro a tu izquierda.” Esto es una forma de solicitarle a Jesús los puestos de mayor autoridad en el reino donde él fuera a reinar, “Déjanos ser los segundos y terceros al mando, después de ti”. 

Las negociaciones y alianzas partidistas del PES en lo particular me resultan una nueva solicitud de poder, “Concédenos en tu sexenio que fulano y zutano ocupen tal o cual puesto de gobierno”. Considerando que los fundadores y militantes del partido sean hombres y mujeres discípulos de Jesús de Nazaret (de quienes el evangelio según Mateo, Marcos, Lucas y Juan hablan) interesados por la transformación social con los valores del Reino, creo deberían considerar los medios. El camino de Jesús implica hacer como Jesús, elegir las metas de Cristo pero sobre todo utilizando los medios y prácticas usadas por Jesús para alcanzarlos, no los del mundo.

En mi opinión creo que el PES desperdicia una gran oportunidad por el deseo de poder. Hay una tentación constante para todos, la distracción del poder. Caer en la mentira de pensar llegar primero al poder para desde ahí hacer las transformaciones deseadas. El problema radica en la migración de los objetivos, la búsqueda del poder se convierte en el fin. 

Hay otro camino menos popular donde posiblemente no hay cargos públicos ni acceso a los recursos del Estado, pero sí transformación y luz para el mundo, como esa ciudad sobre el monte que con su luz alumbra a todos. Pienso que salir a competir sin alianzas permitiría hacer campaña y política de una forma distinta, tal vez no ganarían las elecciones, seguramente no, pero habría otras posibilidades para la ciudadanía, verían una distinta manera de hacer política y  escucharían otras propuestas… pero no es así. Para los electores son sólo un logotipo en las lonas de publicidad. 

Marc Chagall. Crucifixión Blanca, 1938. Art Institute of Chicago (EEUU)
 
La política necesita transformación, ¡Los políticos! Sí, urgen en el gobierno personas integras capaces de poner los intereses de la mayoría por encima de los personales o partidistas, dispuestos a hacer justicia y ver por los desvalidos, entregados al cuidado y bienestar de la nación. Sólo así el Estado tiene sentido, de lo contrario no merece ser obedecido.
               
Que no nos alcancen las palabras de Jesús.

“Ustedes son la sal de este mundo. Pero si la sal deja de estar salada, ¿cómo podrá recobrar su sabor? Ya no sirve para nada, así que se la tira a la calle y la gente la pisotea.”

Comentarios

Entradas populares de este blog

El miedo de algunos evangélicos al Evangelio

Recomendaciones no solicitadas para cristianos universitarios

Calaveritas 2016