No sabemos estar solos

Para ella:

Nos despedimos por la tarde para irnos juntos, yo a donde ella iba y ella para quedarse conmigo. La distancia es una ficción (¿Cuánto se puede separar a los enamorados sin que sobrevivan?) y una metáfora desgastada (¿Qué distancia plantas entre dos personas que se aman?). Hay solo tiempo entre sus labios y los míos, el espacio es una perspectiva sin consideración o una hipótesis por demostrar. 
No podemos pensarnos aislados el uno del otro cuando la misma vida nos envuelve, y aunque ella duerme y trabaja  o yo trabajo y río, nos abraza el mismo cielo. 
Nunca estamos solos nosotros dos, ¿Cómo estarlo si el mismo Dios nos tiene en sus brazos? 
Es cierto, hay solamente palabras entre su corazón y el mío, una especie de puente por donde nos encontramos aquí o allá. ¿Qué es esa oscuridad? Es el tiempo no alumbrado por nuestra presencia, la habitación a donde asisto a orar por ella, el pasillo por donde sus recuerdos me vienen a encontrar. 

No estamos solos, no permanecemos solos, sus besos están tatuados en mis labios y mi abrazo la cobija donde reposa su cabeza. 

No, no estamos solos, no queremos estar solos... recién nos encontramos y no, no sabemos estar solos. 

Comentarios

  1. Invitación - E
    Soy brasileño.
    Pasei acá leendo , y visitando su blog.
    También tengo un, sólo que mucho más simple.
    Estoy invitando a visitarme, y si es posible seguir juntos por ellos y con ellos. Siempre me gustó escribir, exponer y compartir mis ideas con las personas, independientemente de su clase Social, Creed Religiosa, Orientación Sexual, o la Etnicidad.
    A mí, lo que es nuestro interés el intercambio de ideas, y, pensamientos.
    Estoy ahí en mi Simpleton espacio, esperando.
    Y yo ya estoy siguiendo tu blog.
    Fortaleza, la Paz, Amistad y felicidad
    para ti, un abrazo desde Brasil.
    www.josemariacosta.com

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El error político de los evangélicos latinoamericanos de esta década

El miedo de algunos evangélicos al Evangelio

Recomendaciones no solicitadas para cristianos universitarios