Dios es un buen jardinero.

*Para Sofi previo a la mudanza

En la vida siempre hay movimiento 
De aquí             
               para
allá
y a la postre encuentras
escondidas en las maletas
curiosas ventajas.

Un nuevo idioma
lugares favoritos
otras personas
y buenos recuerdos.

Considéralo
porque lo dice alguien que en estos asuntos
de cambios y mudanzas
los asume con espíritu de caracol,
es decir,
lenta y llevando en la espalda
todo eso que describe:
                                                           “hogar”

Los amig@s nunca se van
             o se queda
inevitablemente
siempre
los llevamos con nosotros.
Las distancias entre ambos
nunca alteran la amistad.
Es el tiempo y su cambio
el que no puedes evitar.
Tú cambias,
ellos cambian.


Los jardineros,
                          está por demás decirlo,
realizan una práctica brutal
con sumo cuidado y ternura,
valiéndose del metal
desprenden ,
sin consideración
raíz y tierra,
pero mantienen intacto el tallo
para llevarlo a un mejor lugar
donde hay más nutrientes
o el sol abraza con menos fuerza.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El error político de los evangélicos latinoamericanos de esta década

El miedo de algunos evangélicos al Evangelio

Recomendaciones no solicitadas para cristianos universitarios