INVOCACIONES

Un día el otoño rasguñará el blindaje de sus camionetas
¿Con qué protegerás tu cobardía?
La verdad golpeará sonoramente musculo y hueso
Junto con todas tus mentiras y verdades históricas

Ojalá se cayeran todos tus suntuosos aviones
Y con ellos tú y toda tu vanidad
Quítanos la pena de encontrarte sonriendo impune en el futuro
Muriéndote ahora mismo en señal de patriotismo

Alegra a este pueblo renunciando
Líbrate del fuero y todas sus prerrogativas
Recibe nuestros aplausos
Cargados de sincero desprecio

Tal vez tu peinado sea inmutable
Pero no tú estancia en Los Pinos
A ti no te juzgará la historia
No hasta terminar contigo el presente


promotor de reformas estratégicas
eres deformador estratégico
ojalá ni el espejo se acuerde de ti

Tus huesos molidos
serán  tiza con la cual se describirán
en las paredes de las calles
tus verdades asesinas

Cuéntenme la historia de ese hombre pequeño
Hambriento de fotos en portadas de revistas alquiladas
Fascinado por los aplauso como actor de telenovela
Y de estupidez rampante  

Ya le dijeron que perdió la victoria
Le avisaron que perdió
Y su mote será la de necio represor homicida
Por los siglos de los siglos

¿Dejarás gobernar en paz al traidor de la nación
Que disfruta banquetes a costa de millares?
¿Le permitirás dormir en paz todas las noches sin remordimientos
Mientras tantos velan hambrientos o permanecen en los trabajos mal pagados que tanto presume?

Extiende tu mano y derriba su orgullo
Tú quien está sentado en su trono
Riéndote de los malvados
Y de sus infantiles pretensiones

Confúndelos con locura y demencia
Déjales comer el vómito de sus palabras 
Aléjalos del descanso
No escuches sus oraciones

Olvídalos como moneda de poco valor
Estrella sus hijos sobre la peña
Líbranos de sus vástagos
Con toda su punitiva herencia

Sécale la carne sobre sus huesos
Arruina sus planes como hasta ahora
Impídele ver la verdad
Arrásale la sonrisa

Rómpeles los dientes
Haz que jamás se les olviden los nombres de
Atento
Tlatlaya
Ayotzinapa
Y
Oaxaca


Amén

Comentarios

Entradas populares de este blog

El error político de los evangélicos latinoamericanos de esta década

El miedo de algunos evangélicos al Evangelio

Recomendaciones no solicitadas para cristianos universitarios