Calaveritas 2016


Mis huesos también bailan 
Ríen
Aman 
Comen 
Sueñan 
Se ríen de mi muerte 
Que fue y que vendrá
Saben que tampoco eso los detendrá 
Porque bailarán eternamente

* *
Viene la Calaca galopando
Sin necesidad de permiso
Y los mortales se van asustando
Pa eso nadie es remiso

Dijo que no viene por mi persona
Pero nadie se puede fiar
Así que me escondo en mi casona
Yo me voy  a desconfiar
* * *
Yo le pregunto a la Muerte
¿Qué ganaría con llevarse a un ciudadano común y corriente?
Si puede llevarse un jugoso diputado
O un exgobernador sin fuero como Duarte
Así andaría uno menos preocupado

Que la Huesuda nomás nos de el “sí”
Ahí está un presidente en funciones
Aunque nunca tiene soluciones
Ni aunque diga que es del nuevo PRI

* * * *
Cuidado Señoras y Señores
Que a México otro año llegó
La Calaca linda y flaca
Y como en su casa la muy canija se sintió

Ya me dijeron por ahí
Que la Huesuda se nos impresionó
Porque no había visto tantos muertos como aquí
Y de tanto susto el corazón se lesionó

Ay Catrina de nuestro corazón
Cuídate por favor mucho y fíjate en todos los detalles
Cuando salgas a las calles
No vaya ser te suceda a ti también un levantón

* * * * *
La Muerte se llevó a Peña Nieto
Lo dejó en el meritito infierno
Para darle por fin un estate quieto 
Por tantos malos infringidos al pueblo mexicano

Uno fue el azote propinado
Dejándole el copete mal peinado
Dos latigazos en la espalda
Por andar diciendo “yo no hice nada”

* * * * * *
Ay Peña Nieto ponte a correr
Pues por ti viene la Muerte
Por tanto a México joder
Y por ser un completo incompetente

En una Casa Blanca
Peña Nieto se escondió
Pero la Catrina no es tonta
Y al hallarlo  con su guadaña le dio

Lloren todos los demonios del infierno
Porque a Peña los va a acompañar
Acá quedó felizmente el pueblo mexicano
Cuídense que el muy ladino no los vaya a privatizar.

* * * * * *

La Calaca en la Ciudad de México andaba 
Con un poco de prisa por tanto gentío
Buscaba a un greñudo que le  faltaba
Y que ya la tenía hasta el hastío 

Por ahí de Coyoacán
Entre libros lo halló
Le dijo “vámonos vente pa acá”
Pero el fulano replicó y dijo “no soy yo”

Ay Pedro no te hagas pasar por chilango
aunque mil veces lo dijeras
por más que quieras
No te puedes quitar la cara de tijuano



Comentarios

Entradas populares de este blog

El miedo de algunos evangélicos al Evangelio

Recomendaciones no solicitadas para cristianos universitarios

Año Nuevo: Finales, principios y el Apocalipsis