Oración de un latino en Vancouver


Ay Dios
Tú me conoces mejor que yo
Y ellas y ellos

Entiendes porque no puedo
Dejar de verte en la tierra
Por más que por esta tierra mis hermanos y hermanas
Se empeñan en observarte en los cielos
Glorioso y admirable
Lleno de gracia y verdadera verdad
No sé si lo saben
Pero inconveniente te oran y alaban
Incluso usando metáforas de poder
Más para mí  y los míos
El poder nos oprime
Explota
Los poderosos no son nuestros amigos
Ni en nuestros países de origen 
Ni aquí donde somos inmigrantes
Pues imponen sus deseos a la fuerza
Sus interpretaciones bíblicas
Derrocan nuestros gobiernos
Invaden nuestra tierra
Roban nuestros recursos naturales
Nos aplican sus tratados y su teología
Jesús crucificado de Mar Chagall
Con esa experiencia como herencia
Tú sabrás disculparme
Si yo no te adoro u oro como ellas y ellos
O si no te busco en los cielos
En un trono con todas las coronas
Sobre tus sienes heridas

Ay Dios mío
Yo no sólo te veo en la idea o en la verdad
Sino encarnado aquí en la tierra
Caminando con nosotros
Sufriendo como nosotros
El embate del conquistador 
Como en nuestros países colonizados y neocolonizados
Rodeándote de quienes hacen la vida
Con todas las limitaciones y carencias
Aquí te adoramos y oramos
En nuestras canciones y con danza
Con tu imagen hablando con  historias cotidianas
Cuestionando a los maestros de la Ley
Expulsando mercaderes de tu templo 
Contradiciendo al Imperio
Tú sabrás perdonarme
Si yo te adoro y oro como lo hacemos desde "la periferia" 
Buscándote en la tierra
En tu máxima expresión de amor
Asumiendo completa humanidad
Muriendo como una  víctima más
De todas las dictaduras y
Resucitando
Resurrección de He Qi




Comentarios

Entradas populares de este blog

El error político de los evangélicos latinoamericanos de esta década

El miedo de algunos evangélicos al Evangelio

Recomendaciones no solicitadas para cristianos universitarios